La realidad de la niñez nicaragüense.

 Las niñas y los niños que deseamos ver, pero no vemos!

Eran las doce del mediodía, el sol incandescente del mes de Octubre, parecía el enemigo principal de la tierra y  entre el  polvo, la  basura y muchas personas que  esperaba ruta en una de las zonas  más peligrosas de nuestra capital, aborde una  unidad de transporte; dejando atrás el sector conocido como el  “7 sur”. Entre empujones y reclamos, me sentí afortunada de lograr sentarme; la gente subió;  y por último subió a la unidad una pequeña niña como de diez años, quien como en competencia con el sonido ensordecedor que producía  aquella chatarra en movimiento gritaba a todo pulmón: “el agua, el agua, lleve su agua”. La niña bajó.

1380852122_041013ambNota2-4photo01.jpg

Una parada más adelante subió un niño, como de 11 años, con una bandeja de dulces que de seguro para él eran amargos y comenzó a pregonar “cajeta de coco, cajeta de leche, coyolito, piñonate, ¿va a querer?” El niño sonrió;  otro niño quizá más afortunado que él le sugería a su mamá que le comprará uno de aquellos dulces, el niño corrió, equilibrándose entre los bruscos movimientos del bus y su bandeja, logró llegar hasta donde la señora que le compró una cajeta de coco a su hijo.  El niño bajó.

Llegamos  al sector de la UCA, y la ruta se volvió a llenar, ahí subió un niño tímido, con ropa sucia y de chinelas. ¡No habló! Simplemente entregó a cada usuario un pequeño papel un poco sucio y arrugado,  en el que se leía en letra mayúsculas “SOY UN NIÑO DE ESCASOS RECURSOS, NECESITO DE SU AYUDA PARA PODER ESTUDIAR Y COMER; GRACIAS”. Recogió los papeles; varias personas le dieron uno o dos pesos, otras  le dieron el vuelto de los tres córdobas, (50 centavos) y muchas  simplemente lo ignoraron. Una parada más adelante el niño bajo.

fot (34).JPG
Fotografia: Asociación Quincho Barrilete

Los tres casos de violación a los derechos de las y los niños que viví en aquellos tres lugares, llenos de peligro, llenos de basura y personas de todo tipo, son un claro ejemplo que en Nicaragua no hemos avanzado mucho en materia de derechos de la niñez y adolescencia, y si recorriéramos cada una de la paradas más concurridas de Managua y de Nicaragua;  ahí encontraremos más de un niño, niña y adolescente deambulando, ganándose el pan nuestro de cada día. Cómo es posible que en pleno siglo XXI, en un mundo donde se habla tanto de los derechos humanos y  a 23 años de la convención internacional de  los derechos de los niños, se estén presentando estas situaciones, y sean pocas las instituciones que están haciendo algo por ayudarlos.
Y a raíz de esto surge la pregunta hacia la frase que todo el mundo considera celebre y que se llenan la boca diciendo “la niñez es el futuro del mundo”, pero les pregunto;  qué futuro tendrá el mundo si estos niños y niñas  no tienen la base principal para el desarrollo de una nación; el derecho humano, universal, inalienable e indivisible como lo es la educación.

15281836_835594379876716_348994458_n
Infografía: Estefania Paiz y Alex Aguirre. Ganadoras del 3 lugar del concurso de infografías Ieepp 

Según el último informe de la infancia, que este año se centro en la niñez de la zona urbana, en Nicaragua, gran parte de los niños y niñas en edad escolar no asisten al sistema escolar formal  y si asisten muchos abandonan los estudios porque tiene que ayudar a sus padres y madres en la manutención del hogar;  recordemos que la educación de cada persona se debe inculcar desde los primeros años, tanto en el hogar como en la escuela, ya que es el pilar fundamental para que un individuo  comience a  desarrollarse en todos los ámbitos y se enfrente al mundo de una forma capaz y optimista, pero estos niños y niñas fuera del sistema escolar no lograran tener un futuro prometedor y lamentablemente esto se convierte en una cadena porque sus hijos posiblemente también crecerán de la misma forma que lo hicieron ellos.

Un niño o niña al estar en la calle, en las rutas y en los mercados, no solo se encuentra  sin recibir una educación adecuada, si no que se enfrenta a  un sin número de factores que los viene a convertir en víctimas y a vulnerar ante tantos males cultivados en la actual  sociedad, tales como la explotación laboral, explotación sexual comercial, violencia física y psicológica, así como el riesgo de contraer enfermedades de cualquier tipo debido a su mala alimentación y condiciones climáticas  a las que se enfrentan.

15320514_835593193210168_3126554_n

Infografía: Estefania Paiz y Alex Aguirre. Ganadoras del 3 lugar del concurso de infografías Ieepp

Derecho a la recreación, dice uno de los artículos  ratificados hace 23 años, pero los  niños y niñas que tiene que vender tortillas, cajetas, agua o cualquier otro producto podrán recrearse sanamente;  ya es típica la escena en  los parques de Managua, donde junto al  columpio en el que se mece  aparentemente feliz un niño o niña, se encuentra una pana o un recipiente con quien sabe cuánto producto todavía por vender, y que el niño para olvidarse de la carga de su hogar se distrae un ratito. Y así uno a uno se va  incumpliendo los derechos de la niñez de nuestro país; que si me pongo a mencionarlos y describir ejemplos ocuparíamos todo un libro.

No quiero dejar de mencionar que es indignante ver como las y los políticos sin exceptuar partido y especialmente en época   de elecciones que han pasado,  presentaron sus planes de gobierno, sus estrategias y sus proyectos donde de muy escasa forma se mencionan obras en pro de la restitución de derechos de los niños, niñas y adolescentes y para mejorar la situación de esta población que en Nicaragua alcanza el 53% ; pero una vez en el poder todo esto se queda en papeles y palabras que al final no se cumplen.

15281871_835593963210091_647885958_n

Infografía: Estefania Paiz y Alex Aguirre. Ganadoras del 3 lugar del concurso de infografías Ieepp

Ya que los gobiernos no ofrecen salidas claras al problema es responsabilidad de ellos crear condiciones para que la comunidad donante se acerque a trabajar con esta población tanto en la zona urbana como rural, pues a como hemos visto a lo largo de los años la comunidad internacional ha sido un gran apoyo al trabajo de restitución de derechos de la niñez y apoyo a poblaciones vulnerables.

Así mismo sociedad civil y pobladores en general debemos comenzar hacer conciencia sobre esta problemática que ya se ha convertido en algo normal para todos y todas, debemos comenzar a ver el problema en realidad tal y como es para de esta manera impulsar a gobierno, instituciones, empresas privadas y comunidad donante a hacer algo para cambiar esta situación, que no será fácil, pero tampoco imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s