Rubén Darío: Monumento

Fue inaugurado en 1933. Mide 6.18 mts de alto, 9 mts de ancho y 12 mts de largo, construido bajo el diseño del arquitecto Mario Favilli. Figura de un estanque de agua en consonancia con la tierra de los lagos, dándole forma de caprichosa ‘Lira’, armonizándola con las graderías de una clásica balaustrada. 

A la cabeza del estanque, surge de las aguas en forma de rocas corroídas por el tiempo, el pedestal del poeta, el cual se eleva con sobrias y clásicas líneas arquitectónicas que comprende en relieves los poemas que llevan a las generaciones el recuerdo de las bellas obras del Genio. En el lado izquierdo del pedestal se encuentra a San Francisco de Asís y el fiero Lobo –personajes de una de las obras más conocidas de Rubén, Los Motivos del Lobo-.

Sobre el pedestal, en posición marcial y de cuerpo entero, está la Estatua del Poeta con vestido clásico virgiliano, representado en el acto de interrumpir sus melódicas poesías para escuchar el toque de la “Cetra” con que la Gloria aleteándole de cerca lo glorifica en Armonía. Frente al pedestal se desliza sobre las aguas la Barca de la Poesía, símbolo de vida que hizo el Poeta en Mundo.

monumento-ruben-dario.jpg
Fotografía cortesía de politecnia.net

Como triunfo de la Poesía la encabeza el Genio, que lleva en un alto la corona de laureles. Siguen las tres musas: Polimnia, musa de la Retorica, Caliope; con su trompeta lleva su lírica heroica y de gran elocuencia, y Erato pronta con su Lira en hacer vibrar la melodías de las almas en el extenso genero de la Poesía Lirica.
Así como en la Proa de la simbólica barca que el Genio ofrece al Sumo los laureles, así mismo en la popa esta el eterno Joven Amor (Eros Y Psiquis) puro y suave como la Infancia, perfume de las flores más bellas.
La Cándida Barca se desliza en el Lago de Los Cisnes, blasón del Poeta, Tres cisnes alegorizan su Lago glorificando al Genio.

Al morir el poeta nicaragüense se organizó en Nicaragua el  “Comité Bronce Darío”, conformado por diferentes personas del ámbito cultural, social y político del país y con el objetivo de elegir y construir un monumento para el gran genio y poeta.

Desde el momento en que se fijo la idea del monumento, se atravesaron por varios inconvenientes como fue la situación económica,  problemas con el diseño del monumento, desastres naturales –como el terremoto de 1931- entre otros.

Con la inauguración del Monumento el 24 de septiembre de 1933, hubo pausa en la inagotable controversia pública. El bando opuesto al proyecto de Favilli fue rechazado, sin poder variar la decisión, sólo les quedó esperar la obra contratada y esculpida en Italia, que meses más tarde ocupó sitio en el parque, conforme al diseño propuesto y aprobado previamente en Managua.

A cien años del paso a la inmortalidad del gran poeta nicaragüense, el monumento se encuentra en buenas condiciones, después de haber sido restaurada en tres ocasiones: 1990, 1998 y en 2016.

El Monumento YA es Patrimonio Nacional:

En Enero del año 2010, con motivo de la celebración del natalicio del panida nicaragüense, el Instituto Nacional de Cultura (INC) dio a conocer su decisión de declarar Patrimonio Histórico al monumento del príncipe de las letras castellanas, Rubén Darío.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s